Ultimas rese?as

smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile >

domingo, 27 de mayo de 2018

P.D. Me gustas, de Kasie West

¡Hola a todos! Hoy arrancamos con una nueva maratón reseñadora, vamos a ver cuantos libros de los 6 ya leídos llego a reseñar. En este caso, se trata de mi lectura más reciente, que me tiene feliz y sonriente. Hacía mucho que quería leer a la autora, convencida de que sus historias románticas me harían sonreír mucho, y de seguro que no me decepcionó. 

Título: P.D. Me gustas
Autora: Kasie West
Año de Publicación: 2016
Páginas: 346
Editorial: Plataforma Neo
ISBN: 978-84-17114-76-3
Sinopsis: Para distraerse en clase de Química, Lily escribe en la mesa un fragmento de la letra de una de sus canciones favoritas. Al día siguiente, descubre que alguien escribió la continuación de la letra de la canción, y que además le había dejado un mensaje. ¡Qué intriga!
Pronto, Lily y su misterioso amigo por correspondencia empiezan a intercambiar cartas enteras en las que comparten secretos, se recomiendan grupos de música y se sinceran el uno con el otro. Lily empieza a enamorarse. Pero ¿quién es él? Mientras intenta resolver el misterio y hace todo lo posible por compaginar el instituto, las amistades, los flechazos y su alocada familia, descubre que a veces es imposible poner por escrito los asuntos del corazón.
Kasie West vuelve a enamorarnos con una historia de amor irresistiblemente ingeniosa, cálida y llena de luz.
¡Muchas gracias a Ediciones Gránica por el ejemplar!

Opinión personal

Como dije, tenía muchas ganas de leer a la autora. Así que cuando me lo ofrecieron, aunque la decisión fue un poquitito difícil, terminé eligiéndolo porque... al fin iba a poder disfrutar de una de esas historias que te hacen sonreír sin remedio, sin poder evitarlo y te convierten en algo feliz a pesar de que no suelen escapar a los clichés y que sabes que una parte tuya dice "no puede estar emocionándome tanto" mientras la otra grita más fuerte porque todo suceda como es obvio que va a suceder. Es de esas historias que son como un lugar seguro, un remedio a todo mal, que te cambian el día. 
En las primeras páginas se me dificultó un poco conectar con la forma de escribir de la autora, ya que usa un recurso que me resulta un poco molesto donde convierte a la protagonista en algo único y diferente, como si no lo fuéramos todos sin necesidad de pregonar nuestro buen gusto musical y demás. Pero luego, me terminé enamorando de su pluma, con el correr de las páginas y de las descripciones sobre la importancia de la música y de las palabras, mientras narraba una historia super tierna y si, bastante cliché, pero que no puedo negar que disfruté. Y es que, a pesar de tener probablemente 20 millones de clichés, la gracia está en la forma que se narra, en lo mucho que me hizo reír y en el par de lágrimas que derramé. No importaba que de a momentos fuera previsible, creo que si no hubiera pasado lo que esperaba me hubiera sentido muy defraudada. Además, la autora nos regala unos personajes super queribles, y me pasó que, a pesar que las situaciones familiares me ponían algo nerviosa, no pude evitar sentir el cariño de Lily por sus hermanos, algo bastante peculiar porque los chicos me suelen poner nerviosa...
La historia es bastante común, pero con un giro bastante interesante. La protagonista, Lily, escribe en su banco la letra de una canción que ama, y se sorprende al encontrar que alguien le responde. Así, inicia un intercambio de correspondencia con un estudiante misterioso, y aunque en un principio no quiere saber quién es, termina decidiéndose por investigarlo. El problema es que tiene tantos deseos de saber quién es como de permanecer en el anonimato, por miedo a que pueda pensar la otra persona sobre ella, la rara del curso. Y, permítanme decirles: ahí no se acabarán todos los problemas. Y creo que ese es el giro que tiene la historia que me pareció interesante: no termina todo cuando las máscaras caen con un beso de película, en el medio del instituto frente a todos. Eso me gustó mucho. Es un cliché no tan cliché, por así decirlo. 
En cuanto a los personajes, empecemos por Lily, nuestra protagonista. Como les conté, en un principio me costó un poquitito empatizar con ella y con su onda de única y diferente. Pero después, me gustó mucho que tuviera un montón de aspectos que la hacían distinta sin ser forzados en la historia. Es fácil hacer que a un personaje le guste algo, pero es difícil que sea buena hermana, buena amiga, que sea observadora y perspicaz. Y eso me gustó de ella. Con respecto a Isabel, su mejor amiga, fue un personaje que tuvo sus momentos, y creo que al final le terminé de tomar cariño, cuando se pone la camiseta de la amistad, por decirlo de alguna forma. Cade, por otro lado, ex novio de Isabel y archienemigo de Lily fue uno de los personajes que más me divirtió a lo largo de toda la historia. Por otro lado, fue agradable ir descubriendo de a poco a la misteriosa persona detrás de las cartas que recibe Lily. Finalmente, su familia, que merece una mención aparte: Ashley, su hermana mayor, que la pelea de vez en cuando, Jonah y Wyatt, los hermanos más pequeños, ultra traviesos, que de seguro nos van a hacer rabiar un poco y reír otro tranto, y por ultimo, los padres, que viven en una especie de competencia saludable por quien es el mejor en algo, ya sean pasteles o collares.
El final fue acorde a lo esperado y me tuvo sonriendo un buen rato, mientras tenía todavía el libro en mano, intentando prolongar la sensación agradable. Es de esas historias que, cada tanto, todos necesitamos un poco: una combinación de humor, romance y algo de drama con un final feliz asegurado. Ya me tendré que poner a buscar una nueva novela así, para tener a buen recaudo para casos de emergencia. 

Frase preferida

Los libros usan todas las palabras. Eso era lo que pensaba cuando era pequeña; que le decían a la gente que guardara silencio para que los libros no les robaran las palabras. Creía que los libros necesitaban las palabras para existir. 

Recomendado 

Si te gustan los libros de Sarah Dessen o si te gustó Hasta la última palabra

6 comentarios:

  1. Hola! No conozco el libro ni a la autora, así que no puedo opinar mucho. De todos modos, creo que si fuera más chica, me encantaría leer el libro. Aunque tiene clichés, la premisa suena interesante y, por lo que vos contás, es bastante entretenido, sobre todo, cuando una quiere leer algo liviano.
    Saludos!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. No es el tipo de historia que me atraiga. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. Hola Luz, no leí nada de Sarah Dessen ni Hasta la última palabra, pero ya sé que el libro me va a gustar, porque me gustan los romances así, predecibles y con final feliz jaja. Espero leerlo en algún momento, al igual que vos, me parece que está bueno tener este tipo de lectura para despejar la mente :) Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Luz!
    No conocía este libro, pero sí a la autora. Leí libros de ella. Coincido con vos en que son esas historias que, si bien tienen muchos clichés, a veces las necesitamos. Después de otras lecturas con más "carga emocional", me gusta leer este tipo de libros con humor, romance y un final feliz asegurado.
    Me alegro que hayas disfrutado la lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! He visto la tapa por acá y por allá. Es la primera reseña que leo y definitivamente no es para mí. Bah, en general nada de Plataforma Neo es para mí. No me gustan los géneros y temáticas que publican (mi gusto personal nomás).

    Me alegra que a pesar de los inconvenientes iniciales te haya gustado.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Luz! Qué lindura de reseña! No conocía ni el título ni la autora, pero me lo anoto ya. Creo, como vos, que estas historias dulces son ultra necesarias y son esa inyección de dulzura y descanso que viene bárbaro cada tantito.
    Nos leemos!
    Nati

    ResponderEliminar