Ultimas rese?as

miércoles, 1 de marzo de 2017

La chica de Summer Hill, de Jude Deveraux

¡Hola a todos! Les traigo la reseña de un libro que tenía muchas ganas de leer desde que lo vi, en especial gracias a su portada fresca, que resaltó por sobre otras que vi de la autora (en mi casa hay libros suyos, mi mamá y mi abuela la leían por lo visto). Sin embargo, como a veces las cosas entran por los ojos, el aire juvenil de este libro me hizo decidirme por darle una oportunidad a la autora, quien cuenta con múltiples ficciones históricas (si, esos son los que leían acá), y esta es una obra distinta a lo que habitúa.

Título: La chica de Summer Hill (Summer Hill #1)
Autor: Jude Deveraux
Año de Publicación: 2016
Páginas: 400
Editorial: Ediciones B (bajo el sello Vergara)
ISBN: 978-950-15-6187-6
Sinopsis: La primera novela de la serie Summer Hill «deleitará a las fans de Austen y de Deveraux por igual», según Publishers Weekly.
Virginia, pleno verano. La guapa Casey Reddick, que antepone su carrera de chef a su vida amorosa, no entiende por qué todas las chicas del pueblo suspiran por el arrogante Tate Landers, el actor de Hollywood que está allí para participar en una pequeña producción de Orgullo y prejuicio. Tate hará de Darcy, y Casey es la Elizabeth Bennett perfecta. Pero en la vida real las cosas no son como en las historias de Jane Austen... ¿o sí?
Jude Deveraux es autora de más de treinta novelas románticas, muchas de las cuales han estado en los primeros puestos de las listas de superventas del New York Times.
«Una nueva serie con un fantástico inicio. Casey es una adorable Elizabeth Bennett y Tate es la quintaesencia del señor Darcy, lo que los convierte naturalmente en una pareja con una química que las lectoras disfrutarán hasta el final.» Romantic Times
¡Muchas gracias a Ediciones B por el ejemplar!

Opinión Personal 

Como les contaba antes, nunca había tenido el gusto de leer nada de la autora. Pero este me sedujo por su portada, y luego fui enterándome de más cosas con el pasar de los días y las reseñas, y cada vez tenía más ganas de leerlo. Así que no pude resistirme mucho más tiempo y caí rendida en sus páginas. Si bien al principio me costó engancharme, me sentí atraída desde un principio, y una vez que tomé envión... No hubo quien me parase. 
Me maravilló la forma de escribir de Jude Devaraux. Me sumergí muy fácilmente en una historia sumamente llevadera, que logró hacerme reír, suspirar por el galán de turno, y emocionarme o dejarme un poco ansiosa. Me gustó que me llevara por todo tipo de sentimientos y sensaciones y que me cautivara de tal manera que me terminé devorando la mayor parte del libro en dos días (incluso mi familia comió tarde el domingo porque yo necesitaba terminar el libro). Me encantó el hecho de que se utilizara de base Orgullo y Prejuicio (nota: hacía un año yo leía la versión de Jane Austen), y que se respetara ciertas cosas con una vuelta de tuerca que lo hiciera similar pero no igual. Hubo partes que me gustaron más con respecto a esta historia, pero que no quiero decirlas para no spoilear ninguna de las dos versiones. Sólo diré que este Darcy me gustó tanto como el otro, lo que me causa admiración por la autora, que logró que un personaje que nos hace suspirar sepa hacernos suspirar (aún más a veces) en esta nueva versión. Y no, no hablo por la escena del principio...
Obviamente, a pesar que es una reversión del libro de Jane Austen, la autora tuvo que tomarse un montón de permisos que probablemente hubieran escandalizado a la Srta. Austen, que aunque fuera una avanzada para su época, esto hubiera atentado contra todo decoro. El principio fue algo que me dejó boquiabierta y planta una primera impresión bastante curiosa, que no se condice con el resto de la historia, por lo que le termina dando un toque super divertido. Me gustó como logró encajar todos los hechos de la historia con estos nuevos personajes que tanto se distancian en ocupaciones y sentimientos con los de la obra original; como en el caso de Devlin/Wickham, Nina/Georgiana y la pareja de Jane/Gizzy y Bingley/Jack. Aunque, debo destacar, me gustó que esta Georgiana tuviera más protagonismo, y me pareció bastante justo el final para el vil Wickham, aunque me hubiera gustado saber un poco más del después (digamos que necesitaba que sufriera un poco más).
Voy a intentar hablar de los personajes sin insistir tanto con su parecido con los de la obra original, ya que si bien está basado en ella, estos personajes tienen dimensiones propias que los hacen únicos. Empezando por la protagonista, Casey (Lizzy), es una joven cocinera que, al sentir que su vida necesitaba un cambio porque las cosas no iban del todo bien, se muda a la pequeña población de Summer Hill, donde vive en una casa de invitados de una plantación. Me gustó de ella su tesón y su capacidad para ver en las personas por lo que son en verdad, más allá de su fama. Su visión sobre Tate hizo que este personaje me cayera muy bien, ya que creo que si todos compartiéramos su visión el mundo de quienes nos deleitan con sus actuaciones o su arte sería bastante más tranquilo (y podrían tener vidas normales). En cuanto a Tate... No puedo negar que me hizo suspirar. Más allá de esa escena del principio, por supuesto. Amé que tuviera los pies en el suelo y que lo único que quisiera era poder ser visto como quien es, una persona normal con sus problemas, con la única diferencia que tenía un poco de fama y dinero. El hecho de que eso sea lo que más le llame la atención de Casey, además de fijarse en una mortal común y corriente, hace que me brillen los ojitos y se formen corazones. En cuanto a Gizzy, me llamó la atención el giro con respecto a la modesta y sencilla Jane: el espíritu aventurero de la versión actual hizo que la mirara con otros ojos. Me encantó su romance con Jack y como encajaban entre sí. En cuanto a este... me hizo reír desde que apareció, por lo que le tengo mucho cariño. Por último, nombraré a dos personajes, que no tienen una exacta correspondencia con los personajes del libro original, pero me parecieron sumamente importantes para el desarrollo de esta historia: Olivia, quien juega un poco a la mamá gallina, y Kit, quien a pesar de ser muy mandón creo que es muy dulce en el fondo y tiene un buen corazón. No veo la hora de ver más de ellos en una de las secuelas de Summer Hill. ¡Ay! Casi me olvido: no puedo dejar de mencionar a Devlin, a quien odie tan pronto pude ver sus intenciones, y a Nina y Emmie, a quienes les tengo mucho cariño y espero volver a encontrarlas en una secuela. Junto con el pavo real, claro...
El final me pareció bastante divertido y bonito, dulce sin ser empalagoso. Me gustaría mucho ver como los protagonistas emprenden lo que se proponen, y ojalá tengamos un vistazo en la siguiente entrega, que no tiene fecha pronosticada ni para su versión original. Tendré que esperar, entonces...

Frase preferida

El valor es tener miedo a hacer una cosa, pero hacerla igualmente. 

Recomendado 

Si disfrutas con los libros de Susan Elizabeth Phillips y te gustó Orgullo y Prejuicio... No sé, corré a la librería!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada