Ultimas rese?as

smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile >

jueves, 8 de marzo de 2018

La jaula del rey, de Victoria Aveyard

¡Hola a todos! Hoy les traigo una nueva reseña de un libro que tenía pendiente. Siento sincera, no es la saga que más me atrape o intrigue, y la leo por mera curiosidad de saber donde va la historia, deseosa que en algún momento me sorprenda de alguna manera. Hasta ahora... bueno, es complicado de decir. 

Título: La jaula del rey (La reina roja #3)
Autor: Victoria Aveyard
Año de Publicación: 2017
Páginas: 604
Editorial: Océano Gran Travesía
ISBN: 978-84-946587-0-9
Sinopsis: Debilitada y prisionera, privada de su potente rayo y atormentada por sus errores, Mare Barrow se ha postrado a los pies de un traidor. La otrora «Niña Relámpago» vive ahora a merced del joven que alguna vez amó, Maven Calore, espurio rey de Norta, quien continúa su malévola campaña de expansión y genocidio. Pero más allá de las murallas palaciegas, la rebelión Roja crece y se multiplica; y el joven príncipe Cal, legítimo heredero del trono, hará todo lo posible por rescatar a su amada. Sangre roja y plateada correrá por pasillos y plazas. ¡Que resuenen poderosos los tambores de guerra!
¡Muchas gracias a Editorial Océano por el ejemplar! 

Opinión personal

Cada libro viene con recuerdos asociados, por fuera de la historia. Cuando pienso en el primer libro, recuerdo el viaje en que me acompañó, aunque casi no leí una página. A pesar de estar inundado de clichés y parecer más una combinación de todo un poco pero nada demasiado original, a saber: un triángulo amoroso, la protagonista que no sabía que era especial hasta que de golpe lo sabe, el villano que va en su contra, entre otros tantos momentos conocidos en la literatura juvenil, fue un libro ágil, con buenas escenas de acción, que no se hacía lento en ningún momento. Pero, luego, con el gusto del dinero ya conocido por Aveyard, decidió transformar la trilogía en tetralogía. Después de todo, hay cuentas que pagar... De esa manera, el segundo libro fue mucho más lento que el primero, y puedo jurar que cada dos páginas al menos una vez figuraba la frase "niña relámpago", lo que teniendo en cuenta que es narrado en primera persona por la chica a la que hace referencia, era absolutamente denso y una clara evidencia de que la protagonista se creía el ombligo del mundo. En cuanto a Corona cruel, que recopila dos historias acerca de otros personajes, fue un poco lento peeeeero medianamente satisfactorio, aunque no pude dejar de sentir que desaprovecharon un poco a los personajes. Cuando salió La jaula del rey, obviamente quería leerlo, en parte por curiosidad (el anterior libro había dejado un super cliffhanger) y en parte porque rescato algunas pocas cosas, y porque amo a Cal. 
Este tercer libro es más parecido, lamentablemente, al segundo que al primero. Es lento, hay páginas en las que naaaada sucede, y se torna bastante denso. De repente, pasa algo sumamente interesante, atrapante, que nos mantiene en vilo para, dos páginas después, volverse soporífero de nuevo. Casi 600 páginas de historia, con el mismo esquema: 50 páginas aburridas, suceso interesante, otras 50 páginas aburridas. Las escenas de acción siguen siendo interesantes, están claramente narradas, pero luego debemos contar con interminables descripciones que ahondan en miles de detalles, careciendo por completo de la poética de Tolkien; seguidas por todo pensamiento que ronda en la cabeza de Mare, que encima, teniendo en cuenta que no sabe bien lo que quiere, tenemos que escuchar sus luchas internas y el desesperado intento de la autora por encontrar una frase que pueda ser especial y definir algo, recurriendo a repeticiones, buscando impactar en el lector. Siento que la autora tiene potencial, pero debería interesarse un poco menos en el dinero y preocuparse más por la historia que quiere contar, que en este libro se ve bastante deslucida. En cada libro agrega nuevos conflictos, y se le va haciendo una bola, ya que todavía no resolvió los conflictos anteriores. Es una especie de embrollo que no se sabe por donde empieza ni por donde termina. Y quizás eso sea uno de mis "problemas" con este libro. 
Voy a intentar explicarme: si pensamos en Tolkien y El señor de los anillos, el tema era sencillo: había que destruir el anillo en Mordor, hasta donde llegabas atravesando un millón y medio de obstáculos. Incluso cuando había una historia dividida, el villano era el mismo, y todos buscaban hacer pururú a Sauron y sus amiguetes. En Harry Potter, Voldemort era el objetivo; Los juegos del hambre, Snow y toda forma dictatorial de gobierno... Y así hay muchos ejemplos más. En cambio, en estos libros, tenemos en principio una lucha: la libertad de los rojos de sus opresores. Después, eso va cambiando, y se transforma en luchar contra un rey déspota que mata a los rojos especiales, seguido por una lucha contra el mismo rey, otro país, otro reino que se inventó a última hora, y todo eso condimentado con miniconflictos, que van haciendo de todo esto una bocha gigantesca que no se donde va a acabar, lo que podría ser interesante, pero el tema es que son conflictos porque sí. No tienen una historia, no tienen demasiado motivo de ser. Aparecen personajes de la nada, personajes que ni sabíamos que vivían o existían, pero eran evidentemente necesarios para mover el avispero, y miles de momentos Deus ex machina, donde tooooodo se arregla de forma mágica, sin seguir ningún tipo de lógica. Cada vez hay más frutas en la ensalada, y no me extrañaría que terminen agregándole tomate con tal de alargarla. 
La historia comienza poco después del final del anterior libro, narrada desde el punto de vista de Mare, que ahora está en una nueva situación. Situación que se prolonga por unas bastantes páginas, llenas de pensamientos deprimentes por parte de Mare, idas y venidas, tan dramáticas como novela venezolana, que son bastante exageradas de a ratos y contradictorias, obviamente, porque Mare sigue sin tener en claro que quiere. Se intercala con fragmentos de lo que sucede fuera de la jaula del rey, donde Cameron, otra roja nuevasangre, narra un poco lo que sucede en la Guardia Roja. Son momentos bastante más emocionantes que el resto, pero son pocos. Hay momentos donde la historia recupera un poco de ritmo, pero enseguida se viene una escena dramática y bastante tóxica de seguro, sobre todo en lo que al romance respecta. Si bien la pareja me gusta, siento que se está transmitiendo el mensaje equivocado. 
No tengo mucho más por decir de Mare. Cada vez parece un personaje más chato, sin desarrollo. Se recurre siempre a los mismos puntos: su trauma (siempre tiene algún motivo, no se recupera de uno que oh, ya se traumó por otra cosa de nuevo), que le da pesadillas, si te metes con ella te jura venganza eterna, y su doble moralidad está siempre a la orden del día. Cal, por otro lado, es un personaje al que todo el tiempo le intentan pegar un poco con un palo, cosa que me molesta bastante, no sólo porque me guste el personaje, sino porque la forma de caracterizar al personaje es describir sus supuestos actos, cuando no siempre esa descripción se condice con la realidad. Por otro lado, hay muchos personajes conocidos con revelaciones interesantes, como Farley o Evangeline (esta última me estaría cayendo mejor que toooodo el resto), y otros tantos nuevos, que fueron sacados de la galera y tuvieron solamente apariciones útiles por lo que, en definitiva, no los conocemos nada. Tiene muchas cosas... rídiculas. Las inconsistencias de sus personajes no ayuda a un argumento que se embrolla cada vez más para conseguir más páginas escritas y poder vender más libros. 
El final es algo abierto, dado que todavía falta el cuarto y (esperemos) último libro. Pero no tiene el mismo picor que el final del segundo libro, no te obliga a leer. De todas maneras, por los adelantos que he visto de War Storm, parece que va a repuntar un poco, y espero de todo corazón que retome la agilidad y acción de La Reina Roja. Ojalá Mare pase menos tiempo pensando y planteándose que es lo que debe hacer y más tiempo actuando. Tiene más drama que Thalía en sus novelas...

Frases preferidas

  • Es cruel dar esperanza cuando no existe razón para albergarla. 
  • Los monstruos son más peligrosos cuando están asustados. 
  • Los que saben qué es vivir en la oscuridad harán lo que sea para permanecer en la luz.

Recomendado 

Si te gustó La reina del Tearling, podrías darle una chance a esta saga. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario