Ultimas rese?as

smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile >

domingo, 4 de marzo de 2018

Huellas en el desierto, de Gabriela Margall

¡Hola a todos! Desde que supe que este libro iba a salir, quise leerlo. Agatha Christie es sin duda la autora con más ejemplares en mi biblioteca, la que más leí, la que me acompaño en incontables veranos de sol y lectura, con libros que pasaban de mano en mano por todos los miembros de mi familia. Agatha, en fin, participa en muchos de mis buenos recuerdos, junto con personajes tan queridos y conocidos como Monsieur Poirot, o Miss Marple y mis amados y adorados Tommy y Tuppence Beresford. Así que imagínense mi alegría cuando lo recibí por mi cumpleaños... Quemaba en la estantería pidiendo que lo lea. Y obedecí.

Título: Huellas en el desierto
Autora: Gabriela Margall
Año de Publicación: 2017
Páginas: 240
Editorial: Vergara
ISBN: 978-950-15-6204-0
Sinopsis: Un arqueólogo legendario por haber descubierto la ciudad de Ur, su bella y caprichosa mujer, un arquitecto galante, una escritora de misterios y un joven arqueólogo, todos viajando juntos bajo el cielo de Oriente. ¿Y cuál será el misterio por explorar en este escenario? Nada menos que la historia de amor entre la tímida y a la vez famosa Agatha Christie y el joven arqueólogo Max Mallowan. En el desierto de Irak ambos se conocerán y compartirán su pasión por las civilizaciones ocultas bajo tierra. Y a pesar de la diferencia de edad, de que Agatha es divorciada y de su total reticencia a cualquier tipo de relación que no sea amistosa, el amor surgirá sin permiso, sutil y poderoso. 

Opinión personal

Una bibliotecaria del colegio, Rocío, una vez me dijo que siempre era bueno poder contextualizar al autor en el momento que escribió algo, por ejemplo, un poema. Personalmente, creo que puede ser necesario a veces, pero otras tantas no, porque quita un poco la magia de la ficción, esa que usamos para escapar de todo. En el caso de Agatha Christie, podríamos decir que concuerdo con Rocío, en parte porque no puedo negar la intriga por conocer más de la persona detrás de tantos maravillosos e ingeniosos libros, y por otro lado, su vida se transformó en un misterio que muchos diarios y documentales intentaron resolver, además de haber suscitado hasta un capítulo de Doctor Who (muy interesante, por cierto, y si alguna vez me preguntan que creo yo, voy a elegir ese capítulo, porque sería una explicación sumamente interesante, más que la realidad de seguro), con su famosa desaparición de 10 días. Obviamente, si se me permite, el escándalo vino porque era mujer, porque si hubiera sido hombre probablemente hubieran dado una explicación sencilla y pasado a otro tema (por eso prefiero el capítulo de Doctor Who, a decir verdad). 
Margall vuelve a desplegar sus palabras que acarician la vista. Desde la primer página me conquistó, homenajeando a Agatha hasta en los más mínimos detalles, lo que me emocionó bastante. Me recordó a esas tantas tardes de verano en que comenzaba un libro de Agatha y veía la lista de personajes, intentando recordarlos, aunque de seguro más tarde volvería porque había olvidado algo. Es de lectura rápida, con una narrativa sencillamente deliciosa, que atrapa al lector en el misterio y en el romance que florece poco a poco. Tiene, de una manera que no sé bien explicar, el mismo gusto que una novela de Agatha, a la vez que gusto a una novela de su verdadera autora. Como si ambas se hubieran canalizado un poco a la hora de escribir, respetando a la perfección el tiempo en que se sitúa la obra, las costumbres y los modos a la hora de tratar en sociedad. Además, las maravillosas descripciones de Margall (probablemente ayudadas por el calor que reina en enero) me hicieron sentir en medio del desierto, como si pudiera ver a través de los ojos de Agatha tan bellos paisajes, tanto los orientales como en el regreso a Inglaterra. Es una novela de época, pero, al igual que los libros de Agatha, presiento (y deseo) que podrá ser leída por mucho tiempo,  como uno de esos libros que se van pasando de generación en generación.
Producto de una prolífica investigación por parte de la autora, la historia comienza poco antes de que Agatha visite por segunda vez la excavación de Leonard Wooley en Ur, donde su esposa, la francamente insoportable Katharine, hace y deshace según su voluntad, como si fuera la reina, e impone sus deseos frente a todo, manejando a todos como si fueran sus súbditos. Es por eso que obliga, en cierta forma, a Max a descubrir el secreto de Agatha, y los envía en un viaje solos por el desierto. Allí, se podrán conocer, sin presiones y sin necesidad de complacer a nadie, y en la sencillez del otro encontraran algo que no sabían que buscaban: un compañero. El romance no es precipitado, y no sólo por la época, sino porque ninguno de los dos buscaba nada, y eso lo hace terriblemente bello, y me recordó un poco al amor de antes, ese que compartían nuestros abuelos, con cartas 
intercambiadas, a veces a escondidas, besos robados... Esas historias sencillas y mágicas con las que muchos crecimos. 
Es muy difícil hablar de los personajes ya que, al fin y al cabo, son personas reales y me es difícil saber cuanto es creación de la autora y cuanto es descripción obtenida de las autobiografías. Con respecto a Agatha, me resultó muy agradable su forma de ser y como de a poco sale de su cascarón, de sentirse fea y menospreciada (probablemente, culpa de su ex esposo). Max, por otro lado, fue un personaje que me resultó muy interesante y del que no conocía mucho más que su nombre antes de leer este libro. Me gustó que no se conformara fácilmente y que lograra sus sueños. Es muy tierno saber que vivieron juntos hasta que la muerte los separó, y siento que es el mejor final para esa señora que tantas historias nos obsequió. 
De los demás personajes, mención aparte merece Hamoudi, el capataz de la excavación, que me resultó una figura intrigante. Y, por supuesto, Katharine, la reina de la excavación, cuya historia me llenó de curiosidad, y que, por lo visto, su fama la precede. También quede intrigada con una figura solamente mencionada, pero de quien recientemente salió un biofilm: Gertrude Bell, mujer pionera en arqueología.
El final fue precioso y no voy a negar que me hubiera gustado poder seguir conociendo más de la vida de estos dos seres importantisímos cada uno en su campo. Se agregan a mi lista las autobiografías de Agatha y las memorias de Max, deseosa de poder ampliar incluso un poco más su historia. Me pareció una historia sumamente memorable, con el sello de magia que Margall suele dar. 

Frases preferidas

  • A veces uno no puede escribir lo que quiere escribir. Apenas puede darle forma a lo que siente. Incluso si en la mente aparece bien pensado. Pero entre la mente y el papel hay un largo camino. Y hay algo que se pierde. Y eso solo puede ser reconstruido por el lector. Como si fuese una reacción química en la que se necesitan dos elementos para hacer combustión. Las palabras en el papel solo son manchas de tinta si no son leídas. 
  • Se sentía como una mujer en permanente construcción, como si ella misma hubiese estado en ruinas y hubiese tenido que excavarse a sí misma en esos días que parecían siglos. 
  • Un viaje, había aprendido Agatha, consistía en una colección de recuerdos, de imágenes grabadas en la cabeza. Lugares que quedaban en uno y en los que uno quedaba. 

Recomendado

Para los fans de Agatha y de las historias de amor de nuestros abuelos. 



6 comentarios:

  1. Hola! Yo también leí esta novela y hace un par de semanas la reseñé en mi blog. Coincido en todo lo que decís. Yo soy fan de Agatha, tanto que es la escritora de la que más libros tengo. Antes los compraba en castellano porque compartía la lectura con mi papá. Ahora me los compro en inglés. Quedé tan enganchada con la historia que ya me compré la autobiografía de Agatha en Book Depository y más adelante me compraré el libro de Max. Se nota que Gabriela Margall tomó la autobiografía de Agatha como base. Yo voy por los primeros capítulos, donde Agatha cuenta su infancia y habla sobre las pesadillas del hombre del fusil. Katharine es un personaje muy interesante a pesar de su mal carácter. Buscá en internet info sobre ella y vas a ver que lo que se narra en la novela es cierto. Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Lulu!
    AMO LOS LIBROS DE AGATHA y todavía no sé como es que no me compré este libro todavía (bueno, si se. Es que estoy comprando con la tarjeta los de HP ilustrados y lloro sobre las ruinas porque después me quedan 6 pesos y nada, LA TRISTEZA) Espero poder leer estos pronto <3
    ¡besote y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  3. Hola, me gustó mucho tu reseña, es muy sentida, se nota que disfrutaste el libro :) Yo también soy fan de Aghata, es mi escritora favorita y quiero tener todos sus libros jaja.
    Este no lo conocía, me gustaría leerlo ya que vos también sos fan y te gustó tanto. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Luz.
    DE la autora solo he leido El secreto de Jane Austen. Un libro que adore y me dejo buen sabor de boca sobre la pluma de Gabriela. Ojala pueda leer mas de ella en un futuro.
    A lo mejor me animo con este libro.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Hola, Luz!
    No sé por qué no había escuchado o leído de este libro pero se va YA a mi lista de pendientes. Agatha es una de mis autoras favoritas y sé que, conocerla un poco más de esta manera, va a valer totalmente la pena.
    Me alegro que disfrutaras tanto el libro. Espero hacerlo pronto también!
    Besos

    P.D: AMO ese capítulo de Doctor Who. Es uno de mis favoritos <3

    ResponderEliminar
  6. La verdad... pecado supremo, pero nunca leí nada de Agatha. Siempre veo sus libros en los quioscos de revistas pero no sabría exactamente por cuál empezar, así que al final termino sin leer ninguno, ¿podrías recomendarme alguno? OTL
    Concuerdo en que es importante contextualizar al autor, no siempre, pero, en las novelas realistas siempre hay un guiño o alguna crítica que, si no conocemos sobre el momento en el que se escribió o la época en la que tiene lugar la historia, se nos pierde.
    Me encantó tu reseña <3

    ResponderEliminar