Ultimas rese?as

smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile smile >

jueves, 26 de septiembre de 2019

Cuando reescribamos la historia, de Belén Martínez

¡Hola a todos! No, no me había olvidado de ustedes. Pasaron algunas cosas y no tuve ganas de nada, sobre todo de las cosas que me hacen bien. Me pasé una semana mirando a la nada jugando con el teléfono en juegos que no me hicieran pensar. No voy a decir que me siento 100% bien, pero voy saliendo (un poquitito, al menos ya asomé la cabeza). Lo importante es que hoy hay reseña, y de un hermoso libro. 

Título: Cuando reescribamos la historia
Autora: Belén Martínez
Año de Publicación: 2019
Páginas: 352
Editorial: Ediciones Urano (bajo el sello Puck)
ISBN: 978-84-92918-61-4
Sinopsis: HACE VARIOS AÑOS...
Julen e Ibai eran inseparables. Amigos que compartían clase, juegos en un jardín y paseos por la playa en las noches de verano.
EN LA ACTUALIDAD...
Julen solo es un joven que quiere pasar desapercibido. Ibai se ha convertido en un total extraño para él.
Pero todo cambia con un sueño, una luna roja como la sangre, un diario y una muerte. Ahora Julen se enfrenta a una cuenta atrás en la que tendrá que luchar, hacerse valer y, quizás, darles una oportunidad a personas que jamás hubiera imaginado. Tal vez, logre reescribir la historia y evitar que la vida de alguien termine de forma trágica. Pero para hacerlo, tendrá que llegar hasta las raíces de su pasado y enfrentarse a las sombras que las envuelven, para comprender cuánto vale una vida y cuánto estaría dispuesto a entregar para salvarla.
¡Muchas gracias a Ediciones Urano por el ejemplar!

Opinión personal

Si Belén Martínez escribe algo, es sabido que estoy dispuesta a leerlo, y que voy a estar muy entusiasmada por hacerlo. Con Una sonata de verano, me conquistó por completo, y cuando vi que saldría una nueva novela, ya comencé a emocionarme por leerla. Me enoja haber demorado tanto leyendo este maravilloso libro, pero bueno, a veces pasan cosas que no esperamos y tenemos que bajarnos un ratito del mundo.
Belén es mágica, y no sólo por sus historias que desafían los límites de la realidad, sino por lo maravilloso que es poder sumergirse en un relato suyo, con sus magníficas descripciones y sus personajes que enamoran desde su primera aparición, con formas de ser originales y que no buscan tanto emular los clichés habituales en la literatura juvenil. Creo que eso es lo que hace que sus novelas sean tan preciadas para mi: nunca sé muy bien con que me voy a encontrar, pero sé que va a ser distinto a lo que leí antes. Creo que lo único que puedo encontrar en común entre lo que leí de ella es ese amor palpable por los libros, que suenan un poco a refugio. 
En esta nueva novela de la autora, nos encontramos con una historia que se centra en la amistad. Comienza con un vistazo al futuro (o el presente?), donde Julen, nuestro protagonista, concurre a la cena de egresados por el 10º aniversario, donde nadie parece muy conforme con su presente (o por lo menos así lo sentí yo, que me negué a ir a la mía porque todavía no era médica #LaNerdMariana). Es una noche preciosa, con una de esas lunas rojas sanguinolentas que hacen que me quede horas sentada mirando fotos en Google porque no pueden ser tan bellas. En esa noche, aparece un egresado inesperado, ese que no terminó las clases, porque asesinó a sangre fría a un hombre y fue condenado a 10 años de prisión. Hace su aparición con un solo motivo: entregarle a Julen un diario con todo lo importante. 
Cuando Julen despierta, es el primer día de escuela del último año, y termina pensando que todo ha sido un mal sueño. Pero, cuando comienzan a haber coincidencias entre sus recuerdos en el sueño y lo que sucede, termina comenzando a creer que lo que vio en el sueño es real, y está en sus manos hacer algo para cambiarlo... No sabe como, pero va a intentar todo lo posible para evitar el destino de Ibai, aunque para eso tiene que descubrir algunos secretos antes, lo que no será tan fácil...
Julen es un chico bastante retraído, que intenta no ser notado por nadie. Sólo se dedica a ir a la escuela junto con Melissa, su mejor amiga, a estudiar y hacer deberes, preparándose para la vida. Es un buen chico que no se mete en problemas. Solía ser amigo de Ibai, hasta que este le pidió que desapareciera de su vida. Ibai, por otro lado, también es bastante retraído, pero ya del lado misterioso. No se involucra demasiado con nadie, y podría decirse que tiene un solo amigo, Cam. También tenemos a Melissa, una chica estudiosa y aplicada, que intenta llevar siempre a Julen por el camino de la razón, muchas veces sin éxito. Y por último, pero sumamente importante, tenemos a Oliver Montaner, un muchacho algo amargado con aires de superioridad que no habla con ninguno de sus compañeros pero que comenzará a abrirse de a poco, porque hay cosas que simplemente no podemos evitar.
El final de la historia no me pareció un plot twist gigante, siento que fue un final lógico y previsible, y que si los protagonistas no habían hecho antes mención directa del asunto es porque, muchas veces, preferimos mirar hacía un costado a ciertas verdades. Me gustó que no fuera algo sacado de un sombrero, como muchas veces sucede, que parece que la información aparece en la mesa a última hora. También me gustó que hubiera felicidad en el final... y algo de tristeza, porque vuelvo a esta espera por la próxima novela de Belén Martínez. Esta me duró un poco más por algunas razones, pero a la vez siento que duró demasiado poco (como con todo buen libro).

Frases preferidas

  • Estar sano no significaba estar bien.
  • No sé en que clase de mundo vivimos para que la gente se escandalice porque dos chicas se quieran y se besen, pero apenas parpadeen cuando alguien golpea a otra persona.
  • Huir de todos tus problemas solo los hace más fuertes.

Recomendado


Si te gustó Una sonata de verano, estoy segura que ya agarraste este libro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario! Me ayuda mucho ♥