Ultimas rese?as

miércoles, 10 de agosto de 2016

Los indeseables, de Maureen McGowan

¡Hola a todos! Luego de una ardua semana de vuelta a la facultad, la hermosa lectura que tuve al principio de la semana pasada (si, estoy hablando de Harry Potter), les traigo la reseña de una novela que conocí por medio de su secuela... Al ver la secuela me llamó la atención la historia, pero yo no sabía que era una secuela, me lo contaron después... Por suerte, la editorial me envió los dos ejemplares y no me tuve que perder de esta distopía con algunas fallas y muchos aciertos. 

Título: Los indeseables (Crónicas de Haven #1)
Autor: Maureen McGowan
Año de Publicación: 2012
Páginas: 286
Editorial: Oz Editorial (Editorial Océano)
ISBN: 978-84-941123-1-7
Sinopsis: En Haven, ser mutante significa la muerte, Glory lo es, pero nadie debe saberlo.
La Tierra está cubierta por un polvo de asteroide cuyas propiedades contaminantes han alterado el ADN de algunos humanos, dotándolos de habilidades sobrenaturales. Glory, huérfana de 16 años, debe ocultar y proteger a su hermano pequeño Drake. Ambos son mutantes y, por lo tanto, se les considera muy peligrosos: están a sólo un paso de convertirse en trituradores, salvajes y sádicos asesinos. Si alguien los denuncia, su destino es el destierro y la muerte a manos de los trituradores.
Todo va bien hasta que las fuerzas de seguridad de Haven descubren a Drake. Glory y su hermano se ven obligados a escapar de la cúpula hacia un terreno desconocido y peligroso donde no hay protección contra la contaminación del exterior.
¡Muchas gracias a Editorial Océano por el ejemplar! 

Opinión Personal

Como comenté, pedí este libro por el interés que tenía en la segunda parte (cuya portada me llamaba mucho la atención). No sabía que se trataba de una saga, pero por suerte todo se solucionó y pude leer la primera parte. No sabía muy bien que esperar (me había llamado la atención el segundo libro, este no tenía ni idea de que trataba), pero para leer uno tenía que leer el otro. Sólo puedo describir este libro como un gran descubrimiento. 
La autora tiene un estilo que de a ratos me recordó un poco a La Reina Roja (aunque debo remarcar que es mucho menos repetitivo que este). Es clara y concisa, y si bien al principio repitió un poco, asumo que para enmarcar el ambiente de la distopía, pero no por eso deja de ser algo que me molestó un poco (y que me anima saber que no me sucederá en la secuela, o eso espero). Durante las primeras 100 páginas es poco lo que sucede o al menos así se siente: el lector no tiene idea de nada casi, y recién después se van poniendo las cosas en perspectiva... Que es más o menos cuando salen de la cúpula. Dentro de la cúpula es una especie de histeriqueo entre lo que puede pasar, lo que va a pasar, lo que tendría que pasar. Un poco tedioso, aunque se lo disculpo porque fuera de la cúpula no dejan de suceder cosas, hay mucha acción y se puede conocer más en profundidad a los personajes, además de ver por ahí facetas de ellos que resultan bastante inesperadas, quizás porque las situaciones a las que se ven sometidos son bastante especiales (y, para mi perspectiva de lectora, sumamente emocionantes). 
La historia al principio parece un poco confusa y conocida: otro gobierno que hace pasar hambre a su pueblo con medidas injustas y una sociedad a la que pocos pueden realmente pertenecer, donde las personas son bienes de trabajo que se pueden desechar con suma facilidad si no pueden proveer a la sociedad la única moneda de cambio de la que disponen: la mano de obra. Es por eso que trabajan en fábricas y otros lugares deplorables, a menos que tengan suerte en conseguir un trabajo importante en el gobierno. Y si no podes trabajar por enfermedad o discapacidad... Te mandan al hospital, un lugar del que nadie ha vuelto. Nuestra protagonista tiene miedo de que descubran que oculta a su hermano, quien, además de ser tan mutante como ella, está paralizado de la cintura para abajo. Bingo para él.
Glory es similar a muchas otras protagonistas de distopías adolescentes. Quizás a la que más me recuerde sea a Mare de La reina roja, aunque es considerablemente menos estúpida. Glory sabe que es peligroso y que no, y suele pecar de cauta antes de poner en riesgo a su hermano Drake. En cuanto a éste, poco conocemos de él, al menos en la parte introductoria. Tiene un aire soñador, como plasma en sus dibujos, una y otra vez. Cal, el chico que le gusta a Glory, me hace pensar que o es demasiado inteligente o que es uno de esos personajes que son unos completos manipuladores (en realidad es otra palabra la que me surgió, pero la modifiqué a un tono más aceptable). No puedo dejar de nombrar a Burn, quien me hace acordar a otro personaje pero no logro recordar a quién, que es un personaje que al principio me cayó un poco mal pero luego comencé a quererlo y si tengo que votar por alguien en el triángulo es... Burn (Update: me recuerda a Emmett Cullen).
El final fue en cierto modo bastante imprevisible. Realmente no me esperaba que sucediera eso que, obviamente, me explica mucho acerca del nombre del segundo libro, y mentiría si no dijera que estoy bastante ansiosa por saber que sucede. Ojalá la editorial revea su decisión de dejar la trilogía inconclusa, porque sería una pena para los fanáticos de la saga de habla española.

Frase Preferida

Su expresión se suaviza y al mirar sus penetrantes ojos azules, me recorre un sentimiento tan desconocido que ni siquiera puedo darle un nombre. Alrededor todo me parece más llevadero; lo difícil resulta fácil y el aire me envuelve como una manta.
Entonces reconozco el sentimiento. Es seguridad.

Recomendado

Si te gustó La reina roja o Divergente



2 comentarios:

  1. Hace tiempo que lo tengo apuntado en pendientes
    espero leerlo pronto y disfrutarlo
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. No esta mal eso de mezclar una distopía futura con mutantes... pero la verdad es que este tipo de tramas ya cansan un poco.

    Un beso!!

    ResponderEliminar