Ultimas rese?as

viernes, 25 de diciembre de 2015

Chicken Street, de Amanda Sthers

¡Hola a todos! ¡FELIZ NAVIDAD! Espero que el señor moralista vestido de rojo haya sido benevolente con sus maldades este año (estoy segura que a todos se nos ha escapado algún que otro spoiler, así que, si estas leyendo esto y me comentas la reseña, además de opinar sobre la reseña, contame sobre que spoileaste (no el spoiler en si, sino a que historia pertenece), a quién y que te hizo en venganza). Conmigo fue bastante benevolente, algo de eso se puede ver en mi instagram (donde me podes seguir che, no seas ortiva). Como podrán saber de seguirme en instagram, estoy participando en la Maratón Fiestera de fin de año de la CBA, y la reseña que les traigo hoy corresponde con la primera lectura "oficial" (antes terminé Pasajero 23, que la programé para el domingo).
Título: Chicken Street
Autor: Amanda Sthers
Año de Publicación: 2005
Páginas: 185
Editorial: Editorial El Ateneo
ISBN: 978-950-02-0696-9
Sinopsis: Chicken Street es la calle principal de Kabul, donde viven los dos únicos judíos de Afganistán. Simon, el zapatero, amante de las botas vaqueras y de un estilo de humor que no siempre agrada a su amigo Alfred, el escritor de cartas por encargo que guarda las llaves de la sinagoga y adora el tango. Un día, la hermosa Naéma, que oculta su belleza bajo la burka, va en busca de Alfred, a quien no conoce, y le suplica que escriba una carta en su nombre a un periodista estadounidense al que amó sólo una noche, bajo las bombas, y de quien espera un hijo. Chicken Street transcurre entre Kabul y Nueva York, mientras los dos judíos y Naéma esperan la respuesta de Peter, el periodista. Y todo se convierte en una vertiginosa tragicomedia agitada por la Historia. ¿Nacimiento o lapidación? ¿Chicken Street o Manhattan? ¿Cartas falsas o promesas verdaderas? El destino oscila. Duda, ríe, gime. En esta novela, en donde lo maravilloso rivaliza con la locura de los hombres, todo sucede bajo la mirada de ese Dios ocurrente del que Woody Allen dijo: "Si en verdad existe, espero que tenga una buena excusa".
¡Muchas gracias a Editorial El Ateneo por el ejemplar! 



Opinión Personal


Cuando pedí este libro (meses atrás) había leído hacía no mucho La hija del Rey Araña, una historia profunda que se situaba además en un lugar poco habitual a la hora de leer novelas, lo que hizo que me interesara no sólo por por la historia sino por el contexto socio cultural, ya que, como dije en ese entonces, siempre es agradable conocer nuevas culturas, aunque estas parezcan monstruosas frente a nuestra perspectiva. Ese fue el primero motivo por el que elegí este libro, además que la tapa me llamó la atención por los bellos colores que tiene. 
Es el primer libro que leo de la autora (por lo que tengo entendido, es el único publicado en español), y debo decir que me encantó la forma en que contó la historia. Me gustó como logró que un narrador en primera persona pudiera jugar a ser omnisciente, rellenando los huecos de la historia con libertades que le permitían enganchar con otras partes de la historia. Suena confuso, pero es algo que cuando se metan de lleno en esta historia sabrán disfrutar al igual que yo. Además, es un libro que se lee con rapidez, aun cuando se respeta la profundidad del relato; merito de la sencilla escritura de la autora, que con palabras sencillas logra llegar profundo al decir cosas que suenan muy ciertas y que invitan a la reflexión.
También quiero destacar la forma en que la crudeza de la historia se entremezcla con momentos de humor, aunque, al menos en lo personal, solo me dieron esa risa amarga que ríe de algo que es gracioso pero que a la vez está llena de impotencia. Es una historia profundamente humana, que tratará de cuatro personas que se verán entrecruzadas por la decisión de un Dios que, como se cita a Woody Allen en la primer página del libro "Si en verdad existe, espero que tenga una buena excusa". 
Los personajes son maravillosos, sumamente coloridos en el gris de la desgracia. Alfred es uno de mis preferidos. Tiene algo de iluso, pero también tiene algo de magia, al fin y al cabo, sabe usar las palabras. Simon, el otro judío de Chicken Street, también es uno de mis preferidos. Su amor por las botas vaqueras (un símbolo americano) lo deben de hacer resaltar al igual que su religión por las calles de Kabul. Él es quien nos narra la historia, contando un poco de su historia a la vez, del porque llegó a aquella calle que tenía a los únicos dos judíos de la ciudad. La historia de Naéma, Alfred y el periodista tiene, en  mi opinión, una ternura inusitada. Los involucrados no notan las barreras que la religión y la sociedad imponen, y, a la larga, todos terminan siendo cómplices en la tragedia con la que comienza la historia, ya sea por silencio, por miedo, por deber.
El final llega para conmover y terminar de completar algunos huecos de la historia. En cierta forma es un final abierto, ya que me hubiera gustado conocer un poco más del futuro de nuestro narrador, o mejor dicho, me hubiera gustado un futuro distinto para él. Sin embargo, creo que el final que tiene es muy real para la historia cruda que se cuenta. Termina logrando el efecto que todo escritor puede desear: es de esas novelas que terminan siendo guardadas en un lugar de afecto, y no sólo por los sucesos que atraviesan los personajes, sino por las frases que quedan grabadas en nuestra memoria, y por sobre todo, en nuestro corazón. 

Frases Preferidas

  • Para mí, todo es verdad. Menos la verdad. Quisiera olvidar la verdad para que deje de despertarme noche tras noche.
  • En noches como esas, pienso en quien jamás piensa en mí. 

Recomendado

Si te gustó El niño con el pijama de rayas, este libro te va a gustar. 

9 comentarios:

  1. Buena reseña! Me parece excelente que le mezclen humor, eso siempre hace al libro más divertido (que obviedad de mi parte eh jeje) Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola! me gusto bastante tu reseña, hay que saber mezclar lo crudo con el humor. Eso es genial :D
    Espero que hayas tenido una hermosa navidad y que este año lo arranques de diez!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Wow que buena reseña, la verdad. No sé que decir. Es como que si leyera la sinopsis por ahi y ya nunca le daría una oportunidad a este libro porque estas cosas no me interesan de leer... pero luego de leer tu reseña... No sé como explicarme, fue de esas reseñas que te hacen querer leer un libro que nunca le hubieras pasado cabida. Es así. Quiero leer este libro. Esas dos pequeñas frases que pusiste me dieron a entender lo que decías de la escritura sencilla y no sé por qué siento que si agarro este libro lo leo en una patada. Ahora me dejaste con la duda de saber sobre estos personajes. ¡Feliz Navidad! ¡Excelente reseña! Y un beso

    ResponderEliminar
  5. Excelente reseña! Me da mucha curiosidad poder experimentar sobre el tipo de humor que mencionaste, humor con risa amarga. Te comento que me costo leer tu reseña, no porque sea mala (es muy buena) sino por la mascotita que esta al costado del blog, no podía dejar de mirarla jaja, tuve que releerla. Lo que mas me atrajo de la reseña fue lo que mencionaste al final, si es de esos libros que guardas con mucho afecto entonces me da mas ganas de leerlo. Soy de los que se encariñan con los libros que me marcan en el corazón, ya sea con su historia, frases, personajes o por las enseñanzas. Y tengo varios así. Saludos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Cuando leí la sinopsis el libró en sí no me llamó mucho la atención, tal vez porque no acostumbro a leer éste tipo de noveles y con tantos pendientes que tengo, mi cabeza está en otros libros. Sin embargo, al leer tu reseña me he convencido un poco, y creo que lo agregaré a mi lista. Me gustaría poder sumergirme a otra cultura en una historia, como vos decís, cruda.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Gran reseña! No habia escuchado de este libro pero de verdad me dio interes en buscarlo ahora.
    Me gusta conocer mas sobre otras culturas y creo que este libro puede ser una buena oportunidad para ello.
    Aquel humor, que te da cierta impotencia como vos dijiste, es algo que experimente con otros libros y si bien es algo triste, tambien me hace pensar que detras de la crudeza de la situacion siempre hay algo que nos puede hacer sonreir al menos un segundo.
    Repito, me encanto tu reseña y seguro que voy a leer este libro, solo espero encontrarlo en alguna libreria porque hasta ahora no lo habia visto, y si no, tendre que leerlo en formato electronico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Luz! No lo conocía, pero por todo lo que contaste parece un libro distinto y bastante sociocultural, ideal para las lecturas que ando buscando :)
    Presiento que si lo leo me va a gustar, además parece de esos libros únicos, raros y originales jaja!
    Gracias por la reseña! Feliz año! :)

    Aylu.

    ResponderEliminar
  9. Con vos el señor vestido de rojo fue un santo! Que lindo ♥ Te lo re merecias igual al libro, hubiera querido ver tu cara de emocion jajaja
    Con respecto al libro, coincido con un comentario de arriba acerca de la sinopsis. Creo que le queda muy corta a comparacion con todo lo que contas. ¿Sabes a que me hace acordar? No se si leiste Cometas en el cielo o Amaneceres en Jenin, en ambos casos me encontre con todo lo que vos nombras. Y son historias que me llegaron al alma (sobre todo Amaneceres en Jenin porque esta basada en la vida de la autora y es muy pero muy fuerte)
    Coincido con vos tambien en el hecho de leer historias que te acercan a otras culturas, es hermoso y a la vez, en estos casos... profundos. Estoy segura que si lo llego a leer me va a gustar.
    Nos estamos leyendo Luz! Besos ☻

    ResponderEliminar